SEPTIEMBRE: EL MAJUELO EN FRUTO

Ahora en septiembre es el momento de disfrutar con el majuelo en fruto, en la ruta del río Corneja y Hocino tenemos algunos ejemplares magníficos repletos de majuelas. El ejemplar que aparece en las fotografías se encuentra cercano a la orilla del río Corneja, si sigues la ruta desde el cruce con el camino de Hoyorredondo hacia el Villar, a unos 200m.  
 
Majuelas o majoletas, así se denominan los frutos del majuelo. Su color es rojo intenso y son comestibles. Los frutos se consumían en el pasado y según dicen muchos, no precisamente por su sabor. Hay quienes dicen que las majuelas son deliciosas y saben a manzana,  mientras que otros las consideran ásperas y desagradables. En cuestión de gustos no hay nada escrito, lo que es cierto es que son ricos en vitamina C.
Fotos de Carlos González
La mayoría de los majuelos que nos encontramos son arbustos, pero también pueden tener porte árboreo. ¿Sabes la diferencia entre árbol y arbusto? Los árboles se yerguen sobre un tronco mientras que los arbustos se ramifican desde el suelo. Y el ejemplar de la foto ¿es un árbol o un arbusto?
Espino albar, espino blanco, majuelo, espino majoleto, espinera y carcabollero son algnos de los nombres que se dan al que científicamente se conoce como Crataegus monogyna.  Muchos de estos nombres que aluden al color blanco de sus flores. El espino en floración está en su esplendor y para verlo tendrás que venir en mayo o en junio.
No nos resistimos a adjuntar el Romance del Conde Olinos en el que es protagonista nuestro majuelo, o espino albar.
Madrugaba el Conde Olinos,
mañanita de San Juan,
a dar agua a su caballo
a las orillas del mar.
Mientras el caballo bebe
canta un hermoso cantar:
las aves que iban volando
se paraban a escuchar;
caminante que camina
detiene su caminar;
navegante que navega
la nave vuelve hacia allá.
Desde la torre más alta
la reina le oyó cantar:
-Mira, hija, cómo canta
la sirenita del mar.
-No es la sirenita, madre,
que esa no tiene cantar;
es la voz del conde Olinos,
que por mí penando está.
-Si por tus amores pena
yo le mandaré matar,
que para casar contigo
le falta sangre real
¡No le mande matar, madre;
no le mande usted matar,
que si mata al conde Olinos
juntos nos han de enterrar!
-¡Que lo maten a lanzadas
y su cuerpo echen al mar!
Él murió a la media noche;
ella, a los gallos cantar.
A ella, como hija de reyes,
la entierran en el altar,
y a él, como hijo de condes,
unos pasos más atrás
De ella nace un rosal blanco;
de él, un espinar albar.
Crece el uno, crece el otro,
los dos se van a juntar.
La reina, llena de envidia,
ambos los mandó cortar;
el galán que los cortaba
no cesaba de llorar.
De ella naciera una garza;
de él, un fuerte gavilán.
Juntos vuelan por el cielo,
juntos vuelan para a par.

Ayuntamiento de Santa María del Berrocal

Club Berrocaminos

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now