Ruta del Desfigurado, el Botones y la teta

En diciembre celebramos la Constitución recorriendo lugares próximos a nuestro pueblo pero actualmente tan poco transitados que se están "resilvestrando", término todavía no aceptado por la RAE que describe el proceso por el cual la naturaleza vuelve a ocupar terrenos que el ser humano había domesticado.

Nuestro primer objetivo fue "El Trampal", en este lugar las aguas subterráneas están muy cerca de la superficie y parece que caminas sobre un colchón de agua.  Este fenómeno no se observa todo el año, depende de cómo esté de húmedo el subsuelo y en esta ocasión no estaba en su mejor momento.

La tradición dice que en las zonas hay tierras movedizas. David cayó en una de estas zonas y tuvo suerte de que estuvieran allí Espe y Marisa.

El jabalí es omnívoro por eso ninguna de las piezas dentales presenta un mayor desarrollo que las demás, el hecho de que los caninos en machos sean más grandes está más relacionado con la defensa y la pareja que con la alimentación.

Tiene la mandíbula recta, como los herbívoro, las de carnívoro son cortas y curvadas para proporcionar una mayor potencia de cierre. Sin embargo la presencia de una cresta sagital proporciona una mayor superficie de inserción a la musculatura masticatoria y se correlaciona con dietas carnívoras, dietas que necesitan una mayor potencia de cierre.

Cráneo de jajalí, Sus scrofa. El escaso desarrollo de sus caninos nos dice que quizás se tratara de una hembra.

Luis Carlos está realizando una prueba para saber si la seta es o no una senderuela, Marasmius oreades. Era senderuela porque se pudo torce el pie unos 360º sin que se partiera.

Llamó nuestra atención esta roca, más bien los huecos que aparecen en su pared lateral. Se conocen como tafoni y no se sabe con seguridad cual es su origen pero parece ser que cuando el granito estaba enterrado unas partes de la roca sufrieron menor presión que otras, de forma que ahora que está en superficie, hay zonas más fácilmente erosionables y en ellas se forman las cavidades.

Estabamos descansando un rato en este paraje atraidos por lo que parecía un árbol del ahorcado cuando Lolo dirigió nuestra atención hasta esta curiosa forma rocosa que da nombre a la ruta.

El níscalo se caracteriza porque al ser cortado exuda un líquido blanquecino. Este ejemplar parece corresponderse con el níscalo de encina, Lactarius chrysorrheus, un hongo picante y no comestible.

Macu, Marisa, Maria José, Espe y Merce posan junto a esta magnífica piedra caballera en forma de seta.

El tío desfigurado es una roca muy conocida en Berrocal. Se trata de un filón con una forma que recuerda a la humana. Los filones se producen cuando aparecen grietas en la roca y éstas grietas se rellenan con materiales fundidos que posteriormente solidifican para dar lugar a una roca con características distintas.  

En la foto de grupo intentamos imitar la postura del tío desfigurado, inclinado y con los brazos arriba. Con diferente éxito como se aprecia en la imagen.

El lugar está plagado de rocas con formas extrañas, está parece la cabeza de un extraterrestre en perfil.

Muy cerca del tío desfigurado está la cancha del tío Botones.  No llega a la categoría de cueva, según nos dijo Valentín cuando preparábamos la ruta, porque aunque es un espacio cerrado, no tiene techo.

En este lugar, ciertamente no muy confortable, vivió unos años el tío Botones escapando de un probable fusilamiento por tener una ideología de izquierdas.

No hay escasez de granitos con formas caprichosas en la zona.

Ya de vuelta a casa magnífica panorámica del castillo del Mirón y un nuevo ejemplar. Se trata de un boleto, probablemente el Boletus impolitus. Una de sus características es que al ser cortado prácticamente no cambia de color.

Con dos de nuestros amores de fondo, Valdemolinos a un lado y Berrocal al otro, nos despedimos hasta la próxima!!

Ayuntamiento de Santa María del Berrocal

Club Berrocaminos

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now