SENDA ECOLÓGICA

PRC-AV 11 Ruta del Río Corneja y Hocino

Caminar por el campo es una de nuestras actividades preferidas, aunque es mejorable, pretendemos que pases de ser un mero caminante a un interprete de la naturaleza. 
Te proponemos un itinerario en el que te iremos haciendo preguntas para que reflexiones sobre aspectos que quizás te hubieran pasados inadvertidos. ¡Y también te damos las respuestas! El recorrido sigue parte del PRC-AV 11 "Ruta del Río Corneja y Hocino" y en él siguiente track se han marcado los puntos de interés.
En cada punto de interés se plantea un problema. La solución la encontrarás presionando en el botón correspondiente a ese punto de interés, pero no lo leas ya, primero intentar resolverlo tú. 
Captura de pantalla (474).png
SE BUSCA ...
También h
emos elaborado una guía: “Naturaleza del Corneja” con las principales especies de árboles, arbustos, cultivos, aves, huellas y cráneos de mamíferos, propias de la zona. Esperamos que si te encuentras con alguna de ellas nuestra guía te ayude a reconocerla. 
Descárgatela en el siguiente link.  
Sí que se ven los ecosistemas, simplemente es que a lo que vemos de ellos, lo llamamos paisaje. Desde aquí se observan: el encinar que domina las colinas; los cultivos, un tipo de ecosistema muy influido por la acción humana; el río, con la vegetación de ribera que lo bordea; las sierras; y el pueblo con sus seres vivos (vacas, humanos, árboles, ...) y su entorno (casas, calles, talleres,…)
Captura de pantalla (473).png
 
La formación del valle del Corneja comenzaría con la aparición de una depresión entre las Sierras de Piedrahita y el Mirón. La lluvia y la nieve que caía en las sierras, discurriría ladera abajo por los arroyos y terminaría desembocando en el río Corneja.Estas corrientes de agua irían arrancando fragmentos de las rocas de las colinas y los depositarían en el valle. El depósito de estos materiales se incrementaría considerablemente en las inundaciones. Cuando el río y sus arroyos se salieran de su cauce, arrastrarían materiales, que dejarían en las tierras cuando el agua volviera al cauce. A lo largo de miles de años se iría formando un valle ancho y plano, en el que ahora hay huertos y cultivos de cereal.
formación valle.jpg
 
Los árboles podrían vivir perfectamente en esta zona, no hay gran diferencia entre el clima de las colinas y esta zona de cultivos. Es más al ser el suelo es más llano y tener más nutrientes, estos terrenos serían ideales para que se desarrollase un bosque. Los árboles no están porque al ser estos suelos más productivos los hemos utilizado para cultivar cereales y hemos talado el bosque que hace miles de años dominaba estos terrenos.
Para saber por donde va el río basta con seguir el bosque galería, el bosque que crece en sus orillas.
IMG_3864.JPG
Encinares en la orilla de Hoyorredondo 
 
La vegetación acuática que vive en el charco de Los Tejeros según va muriendo se va depositando en el fondo y va quedando enterrada. Cada año se van formando nuevas capas de vegetación muerta y puede llegar a ocurrir que en las capas inferiores se agote el oxígeno. En estos casos es común que  los restos vegetales se transformen en un tipo de carbón llamado turba. Si el proceso continua pueden aparecer otros tipos de carbón ¡es solo cuestión de millones de años!
origen-del-carbon.jpg
 
 
Las hojas del sauce blanco, los chopos, fresnos, tilos, son muy delgadas y flexibles.

Alisos y bardas, endrino, majuelo tienen hojas algo más duras, pero sigue siendo delgadas y flexibles.

Encinas y robles tienen hojas duras, cubiertas por un barniz natural.
FOTO HOJAS SENDA.tif
 
LEAF DECOMPOSITION.jpg
Como regla general verás que las hojas flexibles y finas (sauce blanco, chopos, fresnos, ...), se descomponen mucho más fácilmente que las duras (bardas, encinas, robles,…). 
En los troncos caídos puedes encontrar setas, insectos, larvas, pero fundamentalmente lo que hay son organismos microscópicos que no se ven, aunque puedes deducir su presencia porque el tronco se deshace fácilmente.
HOJA DESCOMPUESYA.jpg
 
El granito de las colinas con el paso del tiempo se va disgregando, los minerales menos resistentes, feldespatos y micas, se transforman en arcillas y el cuarzo queda libre formando los granos de arena. Arcillas, arena y los feldespatos más resistentes, son arrastrados por las corrientes de agua. Al llegar a una zona con menos pendiente, el agua pierde fuerza y deposita los materiales que no puede arrastrar. En esta playa el agua no tiene fuerza para arrastrar las arenas y las deposita, pero sigue arrastrando las arcillas río abajo.
Inauguracion Juan HIdalgo (14).JPG
 
Las hojas de la encina son más duras porque están recubiertas de un barniz fuerte. Gracias a él, evitan perder agua y resisten mejor la sequía. Pero el barniz también hace que sean más difíciles de digerir por los descomponedores y que formen suelos con menos nutrientes que los suelos cercanos al río. Las hojas de los árboles del río no tienen que preocuparse por la falta de agua, no se recubren de barniz, por lo que se descomponen  fácilmente, originando suelos muy ricos. La plantas nos hablan de muchas cosas, entre otras del clima y de la fertilidad de los suelos.
IMG_20200102_172914.jpg
 
 
En realidad sí que hay granito donde estás, caminas sobre él, aunque no directamente. Entre tus pies y el granito hay una capa de sedimentos de varios metros de espesor. Cuando el valle se formó, la superficie de la zonas altas y las hundidas estaría formada por granito. Durante miles de años  los ríos y arroyos de la zona han ido erosionando las rocas y depositando sus fragmentos (cantos, arenas y limos) en sus avenidas. Ahora caminas sobre esa capa, los granitos están debajo.
historia geologica 3 red.jpg
Granitos cubiertos por sedimentos en el valle
historia geologica 4 red.jpg
Granitos en superficie en las colinas
Granitos en superficie en las colinas