SLC-AV 61    

RUTA DE LOS ESBARUZADEROS

oijp

SALIDA
Santa María del Berrocal
DISTANCIA
6,5 km
TIEMPO ESTIMADO
2 horas 
DIFICULTAD
Baja
RECORRIDO
Circular
DESNIVEL
197 m
RECOMENDACIONES
Llevar agua, vestimenta apropiada y comida para disfrutar en el merendero. Una botella de 5 litros vacía y aplastada te ayudará a deslizarte a más velocidad.
La ruta de los Esbaruzaderos nació con la ilusión del club Berrocaminos por crear la primera y única ruta homologada enfocada al interés de los más pequeños. Recibe la calificación de sendero local, tiene unos 6,5 km y es de dificultad baja. 
Está inspirada en los juegos tradicionales que se realizaban en un entorno natural. El juego estrella consiste en “esbaruzarse”, deslizarse por un “esbaruzadero”, que no es otra cosa que una lancha de granito inclinada de forma que actúa a modo de tobogán natural.
La ruta tiene su inicio en la localidad de Santa María del Berrocal, a la salida del pueblo en el punto de intersección con la carretera AV-104, punto que se ha señalizado con un panel informativo. En este mismo lugar se localiza el primero de nuestros "toboganes", el Esbaruzadero de Berrocal".
Cruzamos la AV-104 y seguimos hacia el esbaruzadero de El Mirón. A unos quinientos metros se encuentra el juego “El caracol en su laberinto”, un laberinto de 60 m2 en el que ganará el jugador que encuentre la salida más rápidamente.
Muy cerca, en las lanchas una zona elevada que se ha acondicionado como mirador, está el juego de las mariquitas “Busca y encontrarás”. Se han dibujado siete mariquitas entre las rocas y para descubrirlas se tiene que seguir la pista que proporcionan las propias mariquitas.
La ruta continúa con la ascensión más empinada de todo el recorrido. Seguimos el camino que tradicionalmente comunicaba los pueblos de El Mirón y Santa María del Berrocal. Nos encontramos, a cierta distancia del camino, en la colina de la izquierda con “Las Cocinillas”. Se llama así a las acumulaciones de bolos graníticos que dejan alguna oquedad y que en el pasado servían de refugio y cocina a los pastores.
Toño Rebollo
Toño Rebollo
En una curva del camino hay una gran piedra caballera que deja una oquedad en el medio ideal para practicar el juego de “La Rana”. Consiste en lanzar piedras a la “boca de la rana” y conseguir que la atraviesen.
Seguimos unos metros más en dirección al pueblo de El Mirón, y a la izquierda está el esbaruzadero más impresionante y de mayor desnivel de la ruta, el de El Mirón. Se sitúa en la ladera este de un domo granítico sobre el que se asienta el Castillo de El Mirón. Aunque la visita al castillo no forma parte de la ruta, recomendamos al senderista que se acerque a él y contemple sus magníficas e impresionantes vistas.
Desandamos parte del camino para tomar una senda que sale a la derecha. Caminamos por un sendero más o menos sinuoso que va descendiendo por la ladera del valle y desde el que se disfrutan unas magníficas vistas de la ladera sur del domo granítico.
Desde un alto, el mirador, se observan el castillo y sus murallas, y cimas como la del Berrueco y la Covatilla.
Toño Rebollo
Toño Rebollo
Toño Rebollo
Continuamos hasta llegar a la iglesia parroquial de San Miguel (siglo XV), una construcción semiderruida de la que tan solo se conserva el ábside, transformado en pequeña capilla, y la torre de espadaña. Allí se encuentra “Tres en raya en la tela de araña” en la que dos equipos competirán por poner tres jugadores en línea.
Seguimos bajando y atravesamos el pueblo de Valdemolinos, un pequeño núcleo poblacional con una arquitectura tradicional bien conservada y un encanto especial. En este punto la ruta de los Esbaruzaderos se cruza con otra de nuestras rutas, la de Los Lavaderos.
A la salida del pueblo pasamos por un potro tradicional, donde se inmovilizaba a las caballerías mientras procedían a su herrado.
Toño Rebollo
Toño Rebollo
Llegamos al último esbaruzadero de la ruta, el de Valdemolinos. Allí se encuentra “Tira y afloja la serpiente” juego en el que se colocarán dos equipos cada uno en un extremo de una soga con la sana intención de que el equipo contrario traspase la línea central.
Se vuelve al pueblo por una pequeña senda y después de atravesarlo y caminar unos 25 metros por la AV-104, estaremos en la Fuente del Barrancón. Esta fuente ha sido restaurada, creándose una zona de merendero con mesas y asientos de piedra.
Desde la fuente se llega al pueblo, pero antes se encuentra “A la una anda la mula” juego en el que se van saltando unas piedras de desigual altura mientras se canta una canción tradicional.
Toño Rebollo
Siguiendo hacia Santa María del Berrocal se llega a el pueblo y con ello se finaliza la ruta.
Toño Rebollo

Ayuntamiento de Santa María del Berrocal

Club Berrocaminos

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now