HONGOS del CORNEJA

El Reino de los Hongos

El reino hongos es uno de los grandes olvidados y desconocidos, sin embargo los seres vivos incluidos en él son cruciales  para la naturaleza . Comprueba tu grado de conocimiento contestando a las siguientes preguntas:

¿Están los hongos emparentados entre sí?

 

Sí, todos los seres vivos descendemos del mismo antepasado, posteriormente evolucionamos hacía seres distintos. El grado de parentesco máximo es el que presentan dos individuos de la misma especie, el siguiente sería el de dos individuos del mismo género, luego  vendría familia, orden, ... y así hasta el reino.

¿Son los hongos vegetales?

 

Claramente no, piensa en que se cultivan en cuevas a las que no llega la luz. Los hongos no realizan la fotosíntesis por eso sobreviven sin luz, y por eso necesitan alimentarse de otros seres vivos. En realidad los hongos son parientes más próximos de los animales.

¿Es lo mismo hongo que seta?

 

Tampoco, la seta es una parte del hongo, la parte más visible y la que se encarga de llevar a cabo la reproducción. Decir que una seta es lo mismo que el hongo sería como decir que un animal es lo mismo que sus gónadas o que un vegetal es lo mismo que su flor.

¿Cómo se alimentan los hongos?

 

Se comen a otros seres vivos pero de un modo distinto a cómo lo hacen los animales, los animales introducimos el alimento en nuestro interior y allí lo digerimos. Los hongos viven en contacto con el ser vivo del que se alimentan o sobre un resto de él, liberan enzimas sobre ese resto, lo digieren, y luego absorben lo digerido.  

Al hacer esto transforman la materia viva en materia mineral por eso son muy importantes para las plantas ya que éstas solo se alimentan de materia mineral.

¿Cómo se reproducen los hongos?

 

La reproducción de los hongos es mucho más complicada que lo que vamos a detallar aquí, se reproducen tanto asexual como sexualmente, aunque no se hable de machos y hembras, sino de hongos (+) y (-).  Simplificadamente os contaremos que la seta es la estructura reproductora, en ella maduran las esporas, pequeñas esferas que serán dispersadas por el viento y que cuando  caigan sobre el entorno adecuado volverán a producir un nuevo hongo, hijo del anterior.

¿De qué están hechos los hongos?

 

Estan formados por unos filamentos, en general de color blanco, que se desarrollan bajo tierra entre el humus o rodeando raíces, sobre hojas o madera muerta e incluso sobre otros hongos, plantas o animales. El agrupamiento de todos estos filamentos es lo que se llama micelio y puede estar enterrado o dar lugar a la seta. En algunos casos el micelio recubre las raíces de una planta, siendo esta asociación beneficiosa para los dos, son las micorrizas.

Micelio formador

de la seta

Micelio subterráneo

¿Qué función tienen las distintas partes de un hongo?

 

El MICELIO SUBTERRÁNEO es el que se encarga de las mayor parte de las funciones, busca el alimento creciendo hacia él, digiere y absorbe los nutrientes, ...  

La mayor parte de la SETA está formada por un micelio esteril cuya función es favorecer la formación y dispersión de las esporas. Se compone de:

  • El PIE ayuda a la dispersión de las esporas al separarlas del suelo.

  • El SOMBRERO encargado de contener y proteger al micelio fértil. 

  • El HIMENIO es el micelio fértil que en la figura tiene forma de LAMINILLAS mientras que en otras especies adquiere aspecto de tubos, pliegues o aguijones. Es la parte que produce las estructuras reproductoras, las ESPORAS.

Setas del valle del Corneja

Luis Carlos quiere compartir con nosotros una recopilación de las setas más representativas de nuestra comarca, es decir del Valle del Corneja. La web queda abierta para poder incorporar las fotos que queráis añadir, eso sí, no basta con la foto, también deberéis añadir el nombre científico, “nombre y apellido” del ejemplar agregado, así como el lugar. Dado nuestro carácter de seteros aficionados, debemos señalar que si alguna persona considera que cierta seta está mal clasificada, por favor lo comunique en la web, para poder subsanar el defecto.

En esta selección veremos setas de los hábitats que lo componen; aquí se agrupan teniendo en cuenta el lugar donde fueron recogidas, encinares, praderas, bosque de ribera, robledal y pinares, pero muchas de ellas pueden darse en más de un hábitat.

Atención: Aunque observéis las setas arrancadas, es sólo para poder fotografiarlas completas, en varias posiciones, y poder estudiarlas. Las setas para el consumo se cortan con navaja a nivel del suelo.

El Club Berrocaminos señala que no se hace responsable de las posibles intoxicaciones derivadas de la incorrecta identificación de las setas aquí contempladas. La determinación de un hongo y su comestibilidad debe ser realizada y certificada por micólogos expertos, o los centros de control de las autoridades sanitarias competentes. 

Setas de encinar que forman micorrizas

 

Las micorrizas son estructuras formadas de la asociación simbiótica de tipo mutualista, beneficiosa para los dos, de un hongo y un vegetal. En ellas el hongo recubre las raíces del vegetal.

Las raíces aportan materia orgánica al hongo y éste la materia mineral. También parece que el hongo facilita la captación de agua. Es un mundo fascinante el de las micorrizas, se cree que incluso facilita la comunicación de unas plantas con otras.

Las micorrizas son importantísimas en el mundo forestal, la ausencia del hongo simbionte ha sido en numerosas ocasiones la causa de que una repoblación forestal no saliera adelante.

Setas de encinar que forman micorrizas con las encinas

 

Las encinas pueden sobrevivir tanto en suelos ácidos, los que están en zonas graníticas como la nuestra, como en los calcáreos, sin embargo los hongos que se micorrizan con sus raíces suelen ser más exigentes en ese sentido.

Las encinas de suelos ácidos como el del valle del Corneja forman micorrizas como Amanita phalloides, Lepista nuda o Boletus aereus.

Desgraciadamente la especie Tuber melanosporum, la trufa negra, requiere de suelos básicos por lo que no la encontraremos en nuestros encinares.

Setas de encinar que comen madera

 

En este apartado queremos introducir el término saprófito, reservado para seres vivos que se alimentan de la materia viva cuando está muerta, seres cuya función es la descomposición de la materia viva. En las imágenes podemos ver hongos creciendo en los tocones de árboles muertos o en ramas caídas. Si creciera sobre árboles vivos no sería saprófito sino parásito.

Este tipo de nutrición es importantísima para el ecosistema ya que transforma la materia viva en materia mineral, alimento de las plantas. 

Setas de pradera que comen suelo

 

Más concretamente se alimentan de la materia viva, ya muerta, inmersa en el suelo. El humus del suelo contiene restos de seres vivos que los hongos descomponen la liberar enzimas digestivos sobre estos restos. Como consecuencia el resto se descompone en materia orgánica muy sencilla que será el alimento del hongo, del proceso también surge materia mineral, que será el alimento de las plantas.

Por tanto las setas de los prados que se alimentan en el suelo son individuos saprófitos que realizan la función de descomponer la materia orgánica. Piensa que si no fuera por esta función la Tierra estaría cubierta por los cadáveres de todos aquellos que alguna vez estuvieron vivos.

Setas de pradera que forman corros de brujas o anillos de hadas

 

Ambos nombres y el más moderno de "nidos de OVNI" designan a agrupaciones circulares de setas que durante mucho tiempo han sido objeto de explicaciones mágicas.

La realidad es menos lírica, son el resultado de un micelio que crece desde un punto central alejándose por igual en todas direcciones. El micelio va agotando los nutrientes a medida que va creciendo radialmente, esto hace que la parte viva esté en los exterior del círculo. Cuando agota los nutrientes, o cuando llega la época reproductora, el hongo produce las setas para así poder colonizar otras áreas mediante sus esporas.

Setas de bosque de ribera, de robledal y de pinar

 

El ecosistema tipo de nuestro valle es el encinar, nuestro paisaje viene caracterizado por la presencia de este árbol. La deforestación causada por la especie humana ha propiciado a aparición de praderas, siendo encinas y prados los paisajes más típicos de la zona, pero no los únicos.

En las zonas más altas y húmedas nos encontramos con robledales de roble melojo. Las riberas del Corneja y de sus tributarios se ven pobladas de chopos, alisos, bardas, ... Y, aunque no son abundantes, también hay zonas de pinares.